– Entiende a tu bebé mucho antes de que pueda hablar –